Search

Alumnos y profesores de la Facultad de Derecho visitan Chicago para observar la práctica jurídica



Por primera vez en invierno, el pasado mes de enero, 25 futuros abogados y sus colegas ya en el ejercicio, decidieron participar en el Programa de Vistas Profesionales para Abogados que imparte UNAM Chicago desde hace más de un lustro. El programa ayuda a que estos jóvenes puedan observar la práctica de su carrera, permitiéndoles el análisis de un ambiente muy distinto al de México. Es así como estos alumnos y profesores de Derecho asistieron a las cortes del Condado de Cook, entre ellas Circuit Court of Cook County, Everett McKinley Dirksen Federal Courthouse, Illinois Apellate Court, entre otras. También recibieron la visita de jueces y abogados de la región en diferentes ramas del derecho, así como la oportunidad de visitar uno de los bufetes con más renombre en la ciudad Miner, Barnhill & Galland.


Los participantes del programa de Visitas Profesionales para Abogados en una sesión de la Corte del Condado de Cook.

Javier Laguna director de la sede, invitó a los estudiosos de la ley a que enriquecieran su bagaje legal realizando conexiones que a futuro les permitiera hacer pasantías o estancias en algunas instituciones de la ciudad y así llevar riqueza académica a nuestro país. Agregó que se llevaran la mejor experiencia de la ciudad, de su gente, de su cultura, de su arquitectura y que las diferencias encontradas en el desarrollo de la profesión, las usaran para brindar un mejor servicio a nuestra nación.


El abogado de inmigración Kalman Resnick con el grupo de abogados.

En la opinión de Diana Laura León Mena, que cursa el 8º semestre de Derecho en FES Aragón, el programa le permitió tener una visión diferente del sistema legal que se aprende en las escuelas de México. “Aunque el uso del jurado a veces es necesario y otras no, me encantó ver la protección que le dan a los policías, pues es esencial que el estado proteja y motive a estos servidores públicos. También pude atestiguar el poder que tiene la UNAM para abrirnos puertas, para ofrecernos oportunidades únicas, nunca imaginé que recibiríamos las cátedras de alto nivel que tuvimos, es por eso que invito a todos mis compañeros de FES Aragón a que vivan esta experiencia y exhorto a la Facultad de Derecho, a que haya más retroalimentación jurídica, que haya más oportunidades para aprovechar lo que la UNAM ofrece”, destacó la alumna de Aragón.


El grupo de abogados durante su visita al Departamento de Protección del Consulado General de México en Chicago.

Arturo Bahena Gorostieta, de la Facultad de Derecho en Ciudad Universitaria, mencionó que se sintió motivado a participar en el programa a raíz de la nueva reforma en el sistema jurídico nacional que implementaba los juicios orales en cortes. “Quise saber cómo los implementaban en este país, quien los dirigía, cómo elegían a los jueces y abogados, en fin, me impresionó el juicio criminal que presenciamos y la participación del jurado, la presencia de los jueces para coordinar el juicio, ya que en México no funciona así. Me llevo una gratísima experiencia, gracias a la UNAM Chicago por la oportunidad de conocer a este nivel otro sistema de justicia, hemos sido recibidos con amabilidad por jueces y abogados y esto es gracias al prestigio de nuestra Máxima Casa de estudios,” abundó Bahena, quien recomendó ampliar el programa e incluir los temas de propiedad intelectual y derecho comercial, adentrarse más, dijo, en temas como patentes y marcas.


El cónsul de Protección Rodrigo Báez, se dirige al grupo de abogados.

Para Luis Enrique Reséndiz Santillán, del segundo semestre de la carrera y quien busca especializarse en política, derechos humanos y política y derecho constitucional, el programa le proporcionó un conocimiento enorme, la fortuna de hacer nuevos amigos, nuevos contactos y la motivación para crecer profesionalmente más allá de las fronteras. “Cuando participas en este tipo de programas, es inevitable hacer comparaciones, nuestro sistema jurídico en México es muy burocrático, aquí todos los procesos son rápidos, van directo al caso, no necesitan tantos procesos administrativos. En México tenemos la tarea de reformar ese sistema para hacerlo más ágil. En el aspecto personal, el programa me abrió un panorama distinto, observé un tipo de vida distinto, me llevo una excelente experiencia acerca del carácter multicultural de Chicago, que, a pesar de albergar tantas culturas y razas en el mismo espacio, tiene una estructura y una organización muy buena, hay buenas leyes, que son flexibles ni moldeables y que si no se respetan hay consecuencias, castigos. Agradezco esta experiencia, pues las oportunidades no se repiten”, concluyó Reséndiz.


Los participantes del programa conviviendo en la clausura.

193 views